Hobbit

Esta raza es de las más raras como aventurera. Son un pueblo de gente pequeña y de apariencia humana pero con orejas de elfo, no más de un metro de alto sin mucha fuerza ni alardes de conocimiento o ganas de ser grandes héroes. Gente que a ojos de extraños dirían que son unos inútiles pero lo cierto es que no lo son.

Siempre van descalzos, pues poseen unos peculiares pies llenos de pelos que les permite moverse sigilosamente, correr con la misma velocidad que un dunedain y moverse por cualquier terreno por abrupto que sea pues sus plantas las tienen insensibilizadas. Estos pies son el gran punto a favor para los pocos aventureros hobbits.

La gran mayoría de hobbits prefieren orientarse en el arte de robar gracias a sus sigilosos pies y tamaño; y otros muchos prefieren apoyarse en la magia (siempre evitan el contacto directo, mantenerse lejos de la acción).
Al ser un pueblo poco guerrero las grandes características que les definen son la labia y el pacifismo.

Ventajas raciales
Pies robustos

Desventajas raciales
Tamaño pequeño

Hobbit

Einarem Xeco Xeco